El tesoro de la verdadera realización personal

11 06 2010

La generosidad es la actitud para generar ganancias. La actitud mezquina sólo garantiza un menor disfrute de cualquier posible ganancia pues no es muy diferente a una persona que tiene una gran cuenta de banco mientras vive detrás de las rejas de una prisión. La capacidad para disfrutar, está en proporción a nuestra capacidad de compartir nuestra propia vida, cuando aprendemos a darnos a nosotros mismos aprendemos a amar y en la medida que amamos podemos ser más plenos. Obviamente entendiendo felicidad de una manera integral, ya que no podemos reducir este término a una emoción de unos minutos que produzca como consecuencia años de dolor. Por eso el cristianismo tiene como tema central de la vida y la realización del ser humano: la fe llevada a la práctica, esto dicho en otros términos equivale a amar. El amor verdadero se enfoca en las necesidades de los demás más que en las propias generando una satisfacción tal que es capas de cubrir las necesidades propias más intimas sin tan siquiera notarlo. Lo más común es descubrir que la gente realmente feliz es más social y tiene buenas habilidades para expresar buenos valores.

Al analizar la fe cristiana y la vida misma de Cristo encontramos que de principio a fin el mensaje principal es encontrar nuestra propia realización y el propósito de nuestra propia vida en darnos por los demás, el cristianismo no deja espacio para la mezquindad y en la medida que aprendemos a practicarlo descubrimos que la superficialidad y el materialismo son temas superables en proporción al crecimiento espiritual. Por eso si hablamos de crecimiento espiritual entendemos que el asunto no tiene que ver con religión, ni mucho menos con sus ofrendas sino más bien con la actitud con la que se realise cualquier acción aparentemente generosa, por eso leemos en 1 Corintios 8:8-9 de la versión de Lenguaje actual:

“No les estoy dando una orden. Sólo quiero que sepan cómo ofrendan los hermanos de otras iglesias, para que ustedes puedan demostrar que su amor es sincero. Ustedes saben que nuestro Señor Jesucristo era rico, pero tanto los amó a ustedes que vino al mundo y se hizo pobre, para que con su pobreza ustedes llegaran a ser ricos.”

De este modo la Biblia nos dice, si usted pretende comprar con dinero la buena voluntad de Dios está muy lejos de conocerlo, ya que no se trata de una tarifa para engordar un sistema clerical fácilmente corruptible cuando hay dinero de por medio. El mensaje cristiano es algo honesto y práctico, reconoce las necesidades de los demás y les otorga un lugar de prioridad; o sea que si logramos amar a los demás tal como dice la Biblia vamos a ser profundamente felices invirtiendo nuestros potenciales, tiempo y toda nuestra energía en lo que Jesús siendo aún un niño llamaba “los negocios de mi padre” que otra cosa nos conviene más? Si la Biblia no se equivoca respecto a sus conceptos deberíamos de entender esta formula explicada en Proverbios 11:24: “Unos dan a manos llenas, y reciben más de lo que dan; otros ni sus deudas pagan, y acaban en la miseria.” Los negocios de Dios nos pueden hacer verdaderamente ricos no solamente hablando de sus bendiciones espirituales y eternas pero también en todo sentido práctico nos conviene seguir sus principios ya que se trata de una riqueza que va más allá que nuestro entendimiento, en contraposición los negocios de este mundo a pesar de que parecen muy importantes no representan una ganancia segura, “Porque nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos. Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso. Los que quieren enriquecerse caen en la tentación y se vuelven esclavos de sus muchos deseos. Estos afanes insensatos y dañinos hunden a la gente en la ruina y en la destrucción. Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores.” 1 Timoteo 6:6-10 (NVI) Si amamos a Dios usaremos bien nuestro tiempo y lo mejor de todo es que cada cosa que hagamos será una inversión que agregará fuerza a nuestra meta futura, nuestro gran sueño, nuestra realización como personas, el verdadero tesoro que representa la verdadera realización de nuestra vida. Este es el mejor consejo para administrar los recursos de nuestra propia vida:

“No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.” Mateo 6:19-21 (NVI)

En que inviertes tus energías? Cual es el sueño de tu vida? Consideras las cosas de Dios tu prioridad? Enfoca toda tu mente y corazón en vivir de acuerdo a la voluntad de Dios y estarás preparándote para ser un administrador profesional de los tesoros de Dios.





Emprender en tiempos difíciles

28 10 2009

No es necesario explicar mucho para convencernos de que estamos en tiempos difíciles. Todos los días los medios publican noticias sobre los despidos que las empreas están realizando para reducir sus costos. Si usted es una de esas personas que ha sido despedida o que no encuentra un empleo, entonces emprender es una buena alternativa, es decir, desarrollar su propio negocio. Son muchas las personas que se han arriesgado y han tenido éxito. Ahora bien, ¿puede cualquiera ser un emprendedor exitoso? La realidad es que no, para tener éxito como emprendedor deben satisfacerse ciertas condiciones. Algunas de esas condiciones más importantes son: emprendedores

- Ser líder: El emprendedor debe ser capaz de dirigir a otros y trasmitirles su visión.

- Visión y metas definidas: El emprendedor tiene un sueño, una visión, algo que desea alcanzar. Pero esta visión debe estar claramente definida y debe ser alcanzable. No es soñar con cosas imposibles, sino soñar con metas realizables, tal vez ambiciosas, pero realizables.

- Perseverancia y paciencia: El desarrollo de un negocio o de un producto no es algo fácil. Pueden haber en el camino muchas trabas y dificultades, por lo que es necesario perseverar a pesar de los problemas y saber esperar. Esto implica (*) continuar a pesar de la adversidad y de los posibles malos resultados que se puedan tener en un determinado momento.

- Aprender de los errores: En el proceso de desarrollo de la empresa pueden cometerse muchos errores. Estos errores hay que saber “capitaizarlos” para no cometerlos nuevamente.

- Comunicación: Es necesario poder comunicar efectivamente las ideas, los proyectos, las características y beneficios de los productos, pues tanto clientes, como empleados, acreedores y otras personas interesadas deben creer en el proyecto que se está realizando.

- Innovación y creatividad: El emprendedor debe ser capaz de identificar problemas y necesidades en el mercado y satisfacerlos de formas novedosas. Además debe estar dispuestos a cambiar y a introducir nuevas formas de hacer las cosas.

- Enfoque a largo plazo: Cualquier emprendimiento exitosos debe buscar mantener relaciones duraderas con sus colaboradores, clientes, provedores, la comunidad, entre otros interesados. Un proyecto que solo busca beneficios a corto plazo tendrá una corta vida.

- Enfoque en el cliente: Un emprendimiento debe enfocarse en satisfacer de la forma más efectiva posible las necesidades de los clientes. El emprendedor debe ser capaz de escuhar al cliente, entender sus requerimientos y lograr producir un bien o prestar un servicio acorde con esos requerimientos. Esto implica ofrecer un producto o servicio de la mejor calidad, la excelencia en todo lo que se hace.

- Saber correr riesgos: Los emprendimientos son riesgosos. Nada está asegurado. Esto no implica correr riesgos indiscriminadamente, sino saber identificar los riesgos, evaluarlos y tomar aquellos riesgos a los que se puede hacer frente, es tomar riesgos calculados.

- Ética: Cualquier negocio o empresario debe mantener los más altos estándares éticos en todas sus relaciones y comportamientos. De otra forma su proyecto no será sostenible a largo plazo.

- Iniciativa y proactividad: El emprendedor debe ser una persona con una gran iniciativa y responsabilidad por los resultados. Esta lista no pretende ser exhaustiva ni se encuentra en un orden particular, pero son aspectos que deben ser bien valorados antes de iniciar un proyecto. Los tiempos difíciles tampoco son periodos para desperdiciar los recursos que tenemos. Si encontramos debilidades en algunas de estas áreas, debemos empezar a tomar medidas específicas para mejorar y cambiar. Nunca debe ser tarde para esto, más cuando los beneficios pueden ser muchos.

Autor: Gabriel Leandro. Articulo usado con autorización. Ver original de http://finanzaspersonales.auladeeconomia.com/#home





Recursos vs rendimiento

27 10 2009

Recursos versus rendimiento es una manera de hablar de los recursos con los cuales Dios nos ha bendecido, ante lo cual inevitablemente surgen temas como dinero, tiempo, poder y cualquier otro potencial frente al desafío de saberlos utilizar en favor del plan de Dios en nuestra vida o dicho en términos prácticos, todos queremos alcanzar el éxito que soñamos y que Dios sueña, requerimos saber cómo.

El punto es que nuestros desafíos son los de miles de seres humanos, nuestras fortalezas y debilidades son casi las mismas que las de todo ser humano, y Dios tiene un plan especifico para nosotros y ese plan es especial sólo para nosotros… ¿como conocer la ruta?, ¿como conocer la estratégia? ¿Realmente queremos ser buenos administradores de la gracia de Dios que se derrama en nuestras vidas? La Biblia habla de la mayordomía pero el tema no se limita a un asunto de dinero, pues ciertamente es como dicen: “tiempo es dinero” pero nuestro tiempo sin potencial no es nada, ¿cuales son las desiciones sabias que requerimos para rendir lo mejor de nuestro potencial? En este blog hablaremos desde finanzas, estratégias de estudio, aprovechamiento del tiempo, una perspectiva Bíblica del éxito y todo lo relacionado con mayordomía.  Dios quiere aprovechar todos los recursos posibles y usar todos los que ponga en nuestras manos para un propósito. ¡El plan está listo, sólo necesitamos saber la estratégia! …quizas Dios quiera usar este blog para que aprendamos a dar lo mejor de nuestro rendimiento. ¿Realmente quieres?








Follow

Get every new post delivered to your Inbox.